Bienvenido

Please rotate your device 90°
to live the ACTIVE CERAMIC experience

ACTIVE ES UNA BALDOSA CERTIFICADA ISO QUE COMBATE LA CONTAMINACIÓN
Y LAS BACTERIAS, LA ÚNICA EN EL MUNDO QUE SE PUEDE DEFINIR
ECOACTIVA
Haz más sano y seguro el ambiente en que vives.
Mejora tu vida.
A DIARIO ENTRAMOS EN CONTACTO CON INNUMERABLES SUSTANCIAS CONTAMINANTES
que son perjudiciales para nuestra salud y para la higiene
de los espacios en los que vivimos, ya sean cerrados o al aire libre

Descubre cuáles son

Bacterias

A diario entramos en contacto con algunas bacterias especialmente peligrosas para la salud, como por ejemplo el Staphylococcus Aureus resistente a la meticilina (SARM)

Contaminación

Los óxidos de nitrógeno (NOx) son los agentes contaminantes de los lugares al aire libre pero están presentes también en los sitios cerrados a causa del humo del tabaco o por las emisiones de los vehículos que entran a través de puertas, ventanas o sistemas de ventilación.

Suciedad

En los espacios donde vivimos hay sustancias que ensucian las superficies. Las partículas en suspensión, el humo del tabaco y las emanaciones de los cosméticos son sólo algunos de los agentes que pueden manchar y deteriorar los suelos, las paredes y las fachadas.

Partículas odoríferas

Los residuos orgánicos depositados en las superficies y los cuerpos volátiles desprenden múltiples moléculas odoríferas que son percibidas por nuestro olfato.

  • +
    PRUEBA LA EFICACIA DE ACTIVE INSTALADA EN
    SUPERFICIES DE INTERIOR
    entrar
    +
    PRUEBA LA EFICACIA DE ACTIVE INSTALADA EN
    SUPERFICIES DE EXTERIOR
    descubra
Nuestro objetivo es
mejorar el ambiente que nos rodea

Hemos creado la primera cerámica en el mundo que reduce la contaminación de forma activa y además es autolimpiante, gracias a la fotocatalización. ACTIVE es ideal para su instalación en interiores y perfecta para el revestimiento de fachadas.

PRUEBA

Para demostrar cómo Active consigue mejorar la calidad del ambiente en exteriores hemos realizado una prueba comparativa virtual que destaca las ventajas de ACTIVE respecto a una cerámica normal

EMPIEZA LA PRUEBA
Active elimina
los olores

Gracias a sus propiedades de fotocatalización Active consigue eliminar los olores que entran en contacto con su superficie en 4-5 horas

SEGUIR
Active degrada
las sustancias
contaminantes

Las pruebas de laboratorio demuestran que Active consigue degradar 1000 ppb de NOx en 6-7 horas.
Para una concentración de 200 ppb son suficientes entre 2 y 4 horas.

SEGUIR
Active elimina el
99,99% de las bacterias

Las pruebas de laboratorio demuestran que Active, cuando se expone a la luz natural o artificial, elimina en 8 horas el 99,99% de las bacterias presentes en su superficie.

SEGUIR
Active elimina
la suciedad

Las pruebas de laboratorio con colorantes, humo de tabaco, manchas de vino y café, demuestran que Active en presencia de la luz se autolimpia en un plazo de 10-15 días sin utilizar ningún detergente.

SEGUIR
Active Ceramic
CERÁMICA NORMAL
Escherichia Coli

Bacteria principalmente responsable de dolencias intestinales y gastroenteritis, infecciones del aparato urinario y meningitis.

Klebsiella Pneumoniae

Es la especie de bacterias Gram-negativas de mayor relevancia clínica en el mundo. Puede provocar neumonías bacterianas.

Staphylococcus Aureus

Bacteria resistente a los antibióticos responsable de infecciones del sistema óseo y cutáneo, del aparato respiratorio, del sistema nervioso central y del sistema urinario.

Partículas en suspensión

Son los contaminantes habituales de las zonas urbanas porque son un producto de los procesos de combustión industrial y doméstica (motores de vehículos y aviones, calefacciones, incineradoras…) y por el desgaste de los neumáticos, frenos y asfalto. A causa de su reducido tamaño son las responsables de patologías agudas y crónicas del aparato respiratorio y cardiovascular.

Óxidos de nitrógeno

Son los agentes contaminantes por excelencia de los espacios al aire libre. Se producen principalmente por los procesos de combustión de las centrales termoeléctricas y de los vehículos a motor. Una exposición prolongada a los NOx puede aumentar el riesgo de patologías respiratorias, estropear la superficie externa de edificios y monumentos e inhibir el crecimiento de los árboles y la vegetación.

Compuestos orgánicos volátiles

Los COV provocan un gran impacto en los cambios climáticos. Están presentes en las emisiones de los vehículos y en los vapores producidos por sustancias de uso común como el humo del tabaco, las pinturas en spray, los disolventes etc… Los efectos agudos asociados a la exposición a los COV pueden incluir irritación ocular, de nariz y garganta, dolor de cabeza, nausea o cansancio. Los efectos crónicos pueden provocar daños renales, hepáticos y al sistema nervioso central, y en casos extremos incluso tumores.

Humo de tabaco

La nicotina es un compuesto orgánico presente en las hojas de la planta del tabaco. En contacto con el aire adquiere un color oscuro que estropea e impregna en profundidad la superficie de revestimientos y tejidos, provocando, además de la clásica pátina oscura, un olor desagradable.

Moléculas de esmog

Las emisiones de los vehículos y los contaminantes derivados del tráfico urbano llegan a estropear y desgastar la superficie externa de edificios y monumentos, dañando su color original y creando adherencias.

Restos de suciedad

Las moléculas de suciedad derivadas de cualquier actividad y circunstancia se adhieren con facilidad a las superficies externas como pavimentos y revestimientos, alterando su aspecto e higiene. El problema se presenta sobre todo en aquellos lugares públicos con un elevado tránsito de vehículos y personas.

Sustancias orgánicas

Las sustancias orgánicas contienen por naturaleza moléculas que causan olores. Estos olores se transportan por el aire llegando al olfato. Las sustancias orgánicas son prácticamente ilimitadas y a menudo cuando se alteran emiten olores desagradables (quesos, pescado, carne, fruta, flores, etc…)

Moléculas odoríferas

Las sustancias orgánicas contienen por naturaleza moléculas que causan olores. Estos olores se transportan por el aire llegando al olfato. Las sustancias orgánicas son prácticamente ilimitadas y a menudo cuando se alteran emiten olores desagradables (quesos, pescado, carne, fruta, flores, etc…)

Malos olores

Aparecen debido a la elevada concentración de moléculas odoríferas y crean una sensación desagradable. A menudo provocan disgusto y fastidio, sobre todo en lugares públicos como piscinas, restaurantes, baños, etc.

Escherichia Coli

Bacteria principalmente responsable de dolencias intestinales y gastroenteritis, infecciones del aparato urinario y meningitis.

Klebsiella Pneumoniae

Es la especie de bacterias Gram-negativas de mayor relevancia clínica en el mundo. Puede provocar neumonías bacterianas.

Staphylococcus Aureus

Bacteria resistente a los antibióticos responsable de infecciones del sistema óseo y cutáneo, del aparato respiratorio, del sistema nervioso central y del sistema urinario.

Partículas en suspensión

Son los contaminantes habituales de las zonas urbanas porque son un producto de los procesos de combustión industrial y doméstica (motores de vehículos y aviones, calefacciones, incineradoras…) y por el desgaste de los neumáticos, frenos y asfalto. A causa de su reducido tamaño son las responsables de patologías agudas y crónicas del aparato respiratorio y cardiovascular.

Óxidos de nitrógeno

Son los agentes contaminantes por excelencia de los espacios al aire libre. Se producen principalmente por los procesos de combustión de las centrales termoeléctricas y de los vehículos a motor. Una exposición prolongada a los NOx puede aumentar el riesgo de patologías respiratorias, estropear la superficie externa de edificios y monumentos e inhibir el crecimiento de los árboles y la vegetación.

Compuestos orgánicos volátiles

Los COV provocan un gran impacto en los cambios climáticos. Están presentes en las emisiones de los vehículos y en los vapores producidos por sustancias de uso común como el humo del tabaco, las pinturas en spray, los disolventes etc… Los efectos agudos asociados a la exposición a los COV pueden incluir irritación ocular, de nariz y garganta, dolor de cabeza, nausea o cansancio. Los efectos crónicos pueden provocar daños renales, hepáticos y al sistema nervioso central, y en casos extremos incluso tumores.

Humo de tabaco

La nicotina es un compuesto orgánico presente en las hojas de la planta del tabaco. En contacto con el aire adquiere un color oscuro que estropea e impregna en profundidad la superficie de revestimientos y tejidos, provocando, además de la clásica pátina oscura, un olor desagradable.

Moléculas de esmog

Las emisiones de los vehículos y los contaminantes derivados del tráfico urbano llegan a estropear y desgastar la superficie externa de edificios y monumentos, dañando su color original y creando adherencias.

Restos de suciedad

Las moléculas de suciedad derivadas de cualquier actividad y circunstancia se adhieren con facilidad a las superficies externas como pavimentos y revestimientos, alterando su aspecto e higiene. El problema se presenta sobre todo en aquellos lugares públicos con un elevado tránsito de vehículos y personas.

Sustancias orgánicas

Las sustancias orgánicas contienen por naturaleza moléculas que causan olores. Estos olores se transportan por el aire llegando al olfato. Las sustancias orgánicas son prácticamente ilimitadas y a menudo cuando se alteran emiten olores desagradables (quesos, pescado, carne, fruta, flores, etc…)

Moléculas odoríferas

Las sustancias orgánicas contienen por naturaleza moléculas que causan olores. Estos olores se transportan por el aire llegando al olfato. Las sustancias orgánicas son prácticamente ilimitadas y a menudo cuando se alteran emiten olores desagradables (quesos, pescado, carne, fruta, flores, etc…)

Malos olores

Aparecen debido a la elevada concentración de moléculas odoríferas y crean una sensación desagradable. A menudo provocan disgusto y fastidio, sobre todo en lugares públicos como piscinas, restaurantes, baños, etc.

Ensucia Active y la baldosa normal

Arrastra los agentes
hasta las superficies

EMPEZAR
Escherichia Coli
Klebsiella Pneumoniae
Staphylococcus Aureus
Bacterias
Partículas en suspensión
Óxidos de nitrógeno
Compuestos orgánicos volátiles
Contaminación
Humo de tabaco
Moléculas de esmog
Restos de suciedad
Suciedad
Sustancias Orgánicas
Moléculas Odoríferas
Malos Olores
Olores
ACTIVE: EFICACIA ANTICONTAMINACIÓN Y BACTERICIDA
Active elimina el 99,9% de las bacterias, destruye las partículas
contaminantes y los olores, pudiendo ahorrar en detergentes y
garantizando un ambiente limpio e higiénico.

Distintas pruebas de laboratorio han demostrado la eficacia de Active.

¡PRUÉBALO!
PRUEBA

Para demostrar cómo Active consigue mejorar la calidad del ambiente en interiores hemos realizado una prueba comparativa virtual que destaca las ventajas de ACTIVE respecto a una cerámica normal

EMPIEZA LA PRUEBA
Active elimina
los olores

Gracias a sus propiedades de fotocatalización Active consigue eliminar los olores que entran en contacto con su superficie en 4-5 horas

SEGUIR
Active degrada
las sustancias
contaminantes

Las pruebas de laboratorio demuestran que Active consigue degradar 1000 ppb de NOx en 6-7 horas.
Para una concentración de 200 ppb son suficientes entre 2 y 4 horas.

SEGUIR
Active elimina el
99,99% de las bacterias

Las pruebas de laboratorio demuestran que Active, cuando se expone a la luz natural o artificial, elimina en 8 horas el 99,99% de las bacterias presentes en su superficie.

SEGUIR
Active elimina
la suciedad

Las pruebas de laboratorio con colorantes, humo de tabaco, manchas de vino y café, demuestran que Active en presencia de la luz se autolimpia en un plazo de 10-15 días sin utilizar ningún detergente.

SEGUIR
Active Ceramic
CERÁMICA NORMAL
Escherichia Coli

Bacteria principalmente responsable de dolencias intestinales y gastroenteritis, infecciones del aparato urinario y meningitis.

Klebsiella Pneumoniae

Es la especie de bacterias Gram-negativas de mayor relevancia clínica en el mundo. Puede provocar neumonías bacterianas.

Staphylococcus Aureus

Bacteria resistente a los antibióticos responsable de infecciones del sistema óseo y cutáneo, del aparato respiratorio, del sistema nervioso central y del sistema urinario.

Partículas en suspensión

Son los contaminantes habituales de las zonas urbanas porque son un producto de los procesos de combustión de las actividades industriales y domésticas (calefacción y emisiones de carbón, gasóleo y leña). También entran en los espacios cerrados a través de puertas, ventanas y sistemas de ventilación. Por su reducido tamaño son las responsables de patologías agudas y crónicas del aparato respiratorio y cardiovascular.

Óxidos de nitrógeno

Aunque los NOX son los agentes contaminantes por excelencia de los espacios al aire libre, también se encuentran presentes en concentraciones elevadas en los lugares cerrados debido al humo del tabaco y de los gases emitidos por los vehículos motorizados y que entran en las casas a través de puertas, ventanas o los sistemas de ventilación. Una exposición prolongada a estas sustancias puede aumentar el riesgo de patologías respiratorias (asma, bronquitis, alergias, etc…).

Compuestos orgánicos volátiles

Los COV son sustancias contaminantes líquidos o gaseosos liberados por productos de uso común, como los cigarrillos, barnices, productos de limpieza, fotocopiadoras, impresoras, etc... Por lo tanto pueden estar presentes en altas concentraciones en espacios interiores como oficinas o casas. Los efectos agudos asociados a una exposición intensa a los COV son variados: irritación ocular, de nariz y garganta, dolor de cabeza, nausea o cansancio. Los efectos crónicos pueden provocar daños renales, hepáticos y al sistema nervioso central, y en casos extremos incluso tumores.

Humo de tabaco

La nicotina es un compuesto orgánico presente en las hojas de la planta del tabaco. En contacto con el aire adquiere un color oscuro que estropea e impregna en profundidad la superficie de revestimientos y tejidos, provocando, además de la clásica pátina oscura, un olor desagradable.

Moléculas de esmog

Las emisiones de los vehículos y los contaminantes derivados del tráfico urbano consiguen penetrar en los espacios cerrados a través de puertas, ventanas y sistemas de ventilación, llegando a estropear y ensuciar las superficies internas.

Restos de suciedad

Las moléculas de suciedad derivadas de las actividades diarias (preparación de comidas, actividades lúdico-deportivas, etc…) se adhieren con facilidad a las superficies como encimeras, suelos y revestimientos de paredes, alterando su aspecto e higiene.

Sustancias orgánicas

Las sustancias orgánicas contienen por naturaleza moléculas que causan olores. Estos olores se transportan por el aire llegando al olfato. Las sustancias orgánicas a causa de su descomposición (flores, fruta, pescado, carne etc…) o elaboración (por ej. cocción) a menudo emiten olores desagradables.

Moléculas odoríferas

Las sustancias orgánicas contienen por naturaleza moléculas que causan olores. Estos olores se transportan por el aire llegando al olfato. Las sustancias orgánicas son prácticamente ilimitadas y a menudo cuando se alteran emiten olores desagradables (quesos, pescado, carne, fruta, flores, etc...)

Malos olores

Aparecen debido a la elevada concentración de moléculas odoríferas y crean una sensación desagradable. A menudo provocan disgusto y fastidio, sobre todo en lugares públicos como piscinas, restaurantes, baños públicos, etc…, o en las cocinas y baños domésticos.

Escherichia Coli

Bacteria principalmente responsable de dolencias intestinales y gastroenteritis, infecciones del aparato urinario y meningitis.

Klebsiella Pneumoniae

Es la especie de bacterias Gram-negativas de mayor relevancia clínica en el mundo. Puede provocar neumonías bacterianas.

Staphylococcus Aureus

Bacteria resistente a los antibióticos responsable de infecciones del sistema óseo y cutáneo, del aparato respiratorio, del sistema nervioso central y del sistema urinario.

Partículas en suspensión

Son los contaminantes habituales de las zonas urbanas porque son un producto de los procesos de combustión de las actividades industriales y domésticas (calefacción y emisiones de carbón, gasóleo y leña). También entran en los espacios cerrados a través de puertas, ventanas y sistemas de ventilación. Por su reducido tamaño son las responsables de patologías agudas y crónicas del aparato respiratorio y cardiovascular.

Óxidos de nitrógeno

Aunque los NOX son los agentes contaminantes por excelencia de los espacios al aire libre, también se encuentran presentes en concentraciones elevadas en los lugares cerrados debido al humo del tabaco y de los gases emitidos por los vehículos motorizados y que entran en las casas a través de puertas, ventanas o los sistemas de ventilación. Una exposición prolongada a estas sustancias puede aumentar el riesgo de patologías respiratorias (asma, bronquitis, alergias, etc…).

Compuestos orgánicos volátiles

Los COV son sustancias contaminantes líquidos o gaseosos liberados por productos de uso común, como los cigarrillos, barnices, productos de limpieza, fotocopiadoras, impresoras, etc... Por lo tanto pueden estar presentes en altas concentraciones en espacios interiores como oficinas o casas. Los efectos agudos asociados a una exposición intensa a los COV son variados: irritación ocular, de nariz y garganta, dolor de cabeza, nausea o cansancio. Los efectos crónicos pueden provocar daños renales, hepáticos y al sistema nervioso central, y en casos extremos incluso tumores.

Humo de tabaco

La nicotina es un compuesto orgánico presente en las hojas de la planta del tabaco. En contacto con el aire adquiere un color oscuro que estropea e impregna en profundidad la superficie de revestimientos y tejidos, provocando, además de la clásica pátina oscura, un olor desagradable.

Moléculas de esmog

Las emisiones de los vehículos y los contaminantes derivados del tráfico urbano consiguen penetrar en los espacios cerrados a través de puertas, ventanas y sistemas de ventilación, llegando a estropear y ensuciar las superficies internas.

Restos de suciedad

Las moléculas de suciedad derivadas de las actividades diarias (preparación de comidas, actividades lúdico-deportivas, etc…) se adhieren con facilidad a las superficies como encimeras, suelos y revestimientos de paredes, alterando su aspecto e higiene.

Sustancias orgánicas

Las sustancias orgánicas contienen por naturaleza moléculas que causan olores. Estos olores se transportan por el aire llegando al olfato. Las sustancias orgánicas a causa de su descomposición (flores, fruta, pescado, carne etc…) o elaboración (por ej. cocción) a menudo emiten olores desagradables.

Moléculas odoríferas

Las sustancias orgánicas contienen por naturaleza moléculas que causan olores. Estos olores se transportan por el aire llegando al olfato. Las sustancias orgánicas son prácticamente ilimitadas y a menudo cuando se alteran emiten olores desagradables (quesos, pescado, carne, fruta, flores, etc...)

Malos olores

Aparecen debido a la elevada concentración de moléculas odoríferas y crean una sensación desagradable. A menudo provocan disgusto y fastidio, sobre todo en lugares públicos como piscinas, restaurantes, baños públicos, etc…, o en las cocinas y baños domésticos.

Ensucia Active y la baldosa normal

Arrastra los agentes
hasta las superficies

EMPEZAR
Escherichia Coli
Klebsiella Pneumoniae
Staphylococcus Aureus
Bacterias
Partículas en suspensión
Óxidos de nitrógeno
Compuestos orgánicos volátiles
Contaminación
Humo de tabaco
Moléculas de esmog
Restos de suciedad
Suciedad
Sustancias Orgánicas
Moléculas Odoríferas
Malos Olores
Olores